HOME SCHOOLING / INTERNATIONAL
Sweden
Sweden

February 14, 2012

Llamado a la Acción: Mande un Correo Electrónico a la Embajada Sueca en su País

Cómo puede ayudar

Abajo están las instrucciones para encontrar y enviar un correo electrónico a la Embajada Sueca.

  1. Seleccione su país de la lista en línea .
  2. Se abrirá el sitio en Internet de la Embajada Sueca en su país.
  3. Localice el botón de “Contáctenos” en la página.
  4. Escriba un correo electrónico o una carta a la dirección de correo electrónico apropiada o a la dirección postal que se indica en la página.
  5. Es apropiado dirigir la carta o correo electrónico al Embajador de Suecia. El saludo adecuado es “Estimado Sr. Embajador o Sra. Embajadora.”
    * Si decide enviar una carta postal, por favor diríjala a:
    Su Excelencia [Nombre del Embajador]
    Domicilio línea 1
    Domicilio línea 2, etc.

Los educadores en el hogar en Suecia han solicitado específicamente a sus compañeros educadores en el hogar alrededor del mundo que, por favor, se comuniquen con los embajadores de Suecia. Suecia continúa avanzando por el sendero obscuro del totalitarismo en la educación. Aunque es posible que haya menos de 100 educadores en el hogar en ese país de 9 millones de habitantes, los funcionarios suecos parecen estar buscando vigorosamente eliminar a esa pequeña comunidad. En los últimos tres años las autoridades han utilizado diversas medidas incluyendo el hostigamiento, multas elevadas, citatorios por las cortes, y amenazas de o realmente retirar a los niños de sus hogares y familias.

Jonas Himmelstrand, presidente de la asediada Asociación Sueca para Educadores en el Hogar , dice que hay necesidad de enviar tantos correos electrónicos, cartas y llamadas telefónicas como sea posible del mundo entero.

“Pedimos a nuestros compañeros educadores en el hogar que manden correos electrónicos en masa a las autoridades en Suecia,” dijo Himmelstrand. “Queremos que los funcionarios suecos se percaten que sus acciones están llamando la atención internacional. Por favor escriban a la Embajada Sueca en su país a nuestro favor y enfaticen que es un error equiparar el requisito de una educación obligatoria con la obligación de asistir a una escuela. El prohibir la educación en el hogar va en contra de todas las convenciones internacionales sobre derechos humanos.”

Himmelstrand y su esposa habían educado en el hogar a sus tres hijos por varios años antes de que las autoridades en el municipio donde residen les negaran, en el 2008, el permiso para hacerlo. Los Himmelstrand actualmente han sido multados con penas que rebasan los $26,000 dólares americanos por su decisión de educar en el hogar. La Asociación para la Defensa Legal de los Educadores en el Hogar y el Fondo de la Alianza para la Defensa han presentado una petición legal a favor de la familia ante una corte de apelaciones sueca. Sin embargo, el municipio ahora está tratando de obligarlos a pagar esa multa tan exorbitante, a pesar de que el caso todavía se encuentra ante la corte de apelaciones ( Kammarrätten ).

Los Angerstig son otra familia que ha soportado la persecución por su decisión de educar en el hogar. Lisa Angerstig, una ciudadana estadounidense con maestría en administración de empresas, quien está casado con un sueco, ha educado en el hogar a sus hijos en varias ocasiones, sin permiso, durante los años recientes. Se metió en problemas cuando el gobierno de Uppsala en el 2009 súbitamente decidió prohibirle educar en el hogar a su hijo mayor. El veredicto de una corte sentenció que el hijo tenía que ir a la escuela y que los padres serían multados durante el tiempo en que el hijo permaneciera en casa.

El caso alarmante de Domenic Johansson advierte acerca de la seriedad de la amenaza por parte de las autoridades suecas. En junio de 2009, la policía sueca por la fuerza se llevó a Domenic, que en aquel entonces tenía 7 años, separándolo de sus padres, Christer y Annie, sin ninguna orden judicial, y lo colocó bajo la custodia del estado, y todavía no acusan a los Johansson de algún crimen.

Otras familias que han enfrentado persecución han tomado la difícil decisión de abandonar su país e irse a vivir a la cercana Dinamarca, Finlandia, o Noruega, donde la libertad para educar en el hogar es mucho mayor.

La familia Hammarnejd, que huyó de Suecia, informó a HSLDA: “Evaluamos nuestras opciones. Podíamos quedarnos y pelear. O mandar a nuestros hijos a la escuela. O… mudarnos de nuestro país. Otras familias que conocíamos ya se habían salido de Suecia y se habían ido a otros países. No tuvieron problemas para educar en el hogar, siempre y cuando lo hicieran fuera de Suecia.”

Michael Donnelly, director de relaciones internacionales de HSLDA, explica la gravedad de la situación Sueca y la oportunidad significativa para los educadores en el hogar en todo el mundo de apoyar a estas familias

“La educación en el hogar es legal en los Estados unidos y en muchos otros países solamente tras décadas de conflictos turbulentos legales y legislativos,” dijo él. “Las familias suecas ahora están peleando por sus derechos fundamentales. Por favor, apoyen a los educadores en el hogar suecos y envíen a la Embajada Sueca en su país una carta o correo electrónico respetuoso pero persuasivo, tan pronto y pueda hacerlo, explicando cómo la educación en el hogar ha resultado exitosa para su familia y solicitando al gobierno de Suecia que permita a los padres la opción de educar en el hogar. El derecho de los padres de escoger el tipo de educación que sus hijos reciben es un derecho humano fundamental reconocido por el artículo 26, parte 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.”